Día Internacional del Migrante

miércoles 18 diciembre 2019

En este 2019, las políticas migratorias han puesto en riesgo los derechos de la niñez migrante 

CDMX, 17 de diciembre de 2019. En el marco del Día Internacional del Migrante, conmemorado todos los 18 de diciembre, Save the Children recuerda que es responsabilidad de los Estados y de la sociedad velar por los derechos de niñas y niños en contextos de migración, quienes han salido de sus hogares debido a la pobreza, la marginación, la reunificación familiar, la violencia o los efectos negativos del cambio climático.

El 2019 ha sido un año crítico para miles de niñas y niños migrantes que han tenido que padecer las consecuencias de las políticas migratorias que vulneran o violan sus derechos humanos y su Interés Superior.

Por una parte, los Protocolos de Protección Migrante (MPP por sus siglas en inglés), implementados por el gobierno de Estados Unidos, han obligado a las personas que buscan la protección internacional de ese país a permanecer en México durante meses mientras su petición es resuelta. Esta política claramente viola la normativa internacional de protección de los derechos de niñas y niños migrantes, medida que ha sido aceptada por el gobierno de México (Departamento de Estado de Estados Unidos, 2019b) sin tener la capacidad de garantizarle a las niñas y niños retornados el cumplimiento de sus derechos.
 
1200x628migrantes_samuelv3.png

Desde la implementación de los MPP hasta octubre de 2019, se han contabilizado un aproximado de 50,000 personas migrantes retornadas, incluyendo niñas y niños, quienes quedan estancados en puntos fronterizos, sin contar con los recursos necesarios para sobrevivir, sin acceso a servicios básicos de salud y educación, y expuestos a distintas formas de violencia, como el abuso sexual y la explotación. Cabe destacar que 3 de las 6 ciudades fronterizas utilizadas como puntos de retorno están consideradas entre las ciudades más violentas del mundo: Tijuana, Matamoros y Ciudad Juárez.

“Mi hijo debería estar en la escuela, pero no puede ir por estar acá mientras esperamos que en Estados Unidos nos dé una respuesta” Explica Rosy[1], una migrante de El Salvador, sobre la situación de su hijo Bruno de 9 años de edad.  

Como consecuencia de esta política de control migratorio y de las insuficientes capacidades del Estado mexicano para proteger los derechos de las niñas y niños que son retornados, tenemos que:
  • Entre octubre de 2018 a agosto de 2019, la Patrulla Fronteriza detuvo a 72,873 niñas y niños no acompañados[2].
  • De enero a octubre de 2019, 16,000 niñas y niños fueron retornados de Estados Unidos a México a esperar la resolución de su procedimiento migratorio. De este total, 4,300 fueron menores de cinco años y 481 menores de un año de edad[3]
  • De acuerdo con Human Rights First, de noviembre de 2018 a noviembre de 2019, se registraron 138 casos de niñas y niños secuestrados, que sufrieron intentos de secuestro o algún tipo de violencia, mientras esperaban su procedimiento migratorio de Estados Unidos en México, lo que representa la muestra de un problema mayor[4].
  • En este mismo reporte, se alertan casos como el de una niña con discapacidad de 9 años que después de ser retornada, fue secuestrada dos veces y violada junto a su madre mientras se encontraban en Tijuana. 
“Estamos preocupados por la capacidad del Estado mexicano para atender las necesidades de niñas y niños que permanecen en ciudades fronterizas. Nuestro personal ha visto que tanto los albergues públicos como privados, se encuentran saturados y no cuentan con el saneamiento ni baños adecuados; de igual manera, los alimentos que reciben niñas y niños no son lo suficientemente nutritivos y tampoco hay espacios escolares necesarios para que la niñez no vea interrumpida su educación. Bajo estas condiciones es más probable que padezcan contantemente enfermedades respiratorias o gastrointestinales, que vivan violencia o abuso sexual o no puedan superar episodios traumáticos derivado de su salida desde las comunidades de origen”, enfatizó Jorge Vidal, Director de Programas de Save the Children.

Por ejemplo, en uno de los albergues en donde trabajamos, documentamos que varias de las niñas y niños que con mucho esfuerzo se incorporaron a la escuela, desertaron poco tiempo después debido a la presencia del crimen organizado en los alrededores de las instalaciones escolares. Por estas razones es importante redoblar esfuerzos para proteger a la niñez migrante”, puntualizó Vidal.

En este contexto, el incremento de la presencia de las fuerzas de seguridad en las fronteras y a lo largo de México, ha provocado que las personas migrantes, incluidas niñas y niños que viajan solos o separados de su familia, sientan mayor riesgo a ser detenidos e ingresen o transiten por puntos de mayor riesgo, quedando expuestos a asaltos o secuestros por parte del crimen organizado.

“Cuando llegamos a México fuimos secuestrados por los coyotes durante 8 días; no sabíamos dónde estábamos y no querían soltarnos hasta que pagáramos. Como no teníamos dinero, me violaron y solo así nos liberaron a mí y a mi familia” narra Dayana de 27 años de edad, proveniente de Guatemala[5].

En este sentido para Save the Children resulta primordial que los derechos y el bienestar de las niñas y niños migrantes que se encuentran en México sean efectivamente garantizados, ya que sin importar el lugar en el que se encuentren, las niñas y niños deben seguir viviendo su niñez a plenitud. Por estas razones, Save the Children hace un llamado al Estado mexicano para:
  • Fortalecer las capacidades de las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en la identificación, protección y restitución de los derechos de las niñas y niños migrantes, a través de la coordinación, seguimiento y evaluación de las acciones que cada dependencia, institución u organización deba llevar a cabo para garantizar la protección de sus derechos humanos. 
  • Fortalecer a las instituciones y dependencias que conforman el Sistema Nacional y los Sistemas Locales de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, particularmente aquellas que deben garantizar el acceso a los derechos humanos y la protección especial de las niñas y niños migrantes, tomando como consideración primordial su interés superior, la unión familiar, la no devolución, la no detención, la no discriminación, la participación, entre otros principios.
  • Adicional a lo anterior, debe garantizar el derecho al debido proceso, contando con la representación legal eficaz, oportuna y profesional de la Procuraduría de Protección competente, ya sea en coadyuvancia o suplencia, para desahogar, entre otros asuntos, el procedimiento administrativo migratorio o, en su caso, el procedimiento para ser reconocido con la condición de refugiado.
  •  El gobierno de México debe promover y asegurar que se pongan en práctica las modalidades de cuidados alternativos de las niñas y niños migrantes no acompañados, con el propósito de que no haya opción para la detención arbitraria en las estaciones migratorias o permanezcan demasiado tiempo en un acogimiento residencial, como lo mandatan los artículos 26, 89, 94 y 95 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.  
  • Finalmente, debe promover y poner en práctica mecanismos transfronterizos de protección que permitan visibilizar a las niñas, niños y adolescentes migrantes que son devueltos a territorio mexicano por los MPP, a fin de garantizar la protección y restitución de derechos, coordinando el manejo de casos con los gobiernos de los países de los que son nacionales las niñas y niños.
Save the Children ha implementado el Programa Atención a la Niñez Migrante desde 2018, brindando apoyo psico-social y talleres de educación en emergencias. Dentro de su programa, Save the Children ha incorporado elementos de salud como campañas educativas y kits de higiene, así como capacitaciones sobre preparación de alimentos. La organización trabaja y apoya a  niñas, niños, adolescentes y a sus familias en 18 albergues en zonas de Baja California, Chiapas, Chihuahua y Oaxaca. Hasta la fecha, se han ayudado a más de 16,000 niñas y niños. Además, en colaboración con agencias internacionales de desarrollo, Save the Children trabaja para abordar las causas profundas de la migración, participando en el Programa para la Prevención de la Migración Forzada en Comunidades de Origen del Triángulo Norte de Centroamérica.
FIN
 
ACERCA DE:
Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.
 
CONTACTOS DE PRENSA
Yazmín García
yazmin.garcí[email protected] +52 55 80323458
 
Corina Contaris Torres
[email protected] +52 5533845741
 
[1] Los nombres fueron cambiados por motivos de seguridad
[2] REDIM en https://bit.ly/2RUMwZ3https://bit.ly/2RUMwZ3. Noviembre de 2019
[3]  Reuters en https://reut.rs/36QOj5N. Octubre de 2019
[4] Human rights first en https://bit.ly/2rG6Yl. Diciembre de 2019 
[5] Los nombres fueron cambiados por motivos de seguridad