Día Internacional del Migrante

martes 18 diciembre 2018

Día Internacional del Migrante
Save the Children advierte que la niñez migrante es una de las más vulnerables a la violación de sus derechos

 
  • Reclama que el interés superior de niñas y niños esté por encima de la condición migratoria 

  • Las niñas, niños y adolescentes que viajan solos están más expuestos a peligros tales como la explotación sexual, la trata de personas y el tráfico de órganos 

  • Save the Children presta apoyo psicosocial a quienes integran la Caravana Migrante en Tijuana y Tapachula y desde 2016 cuenta con un programa de prevención de la migración de la niñez no acompañada

 
Ciudad de México, 18 de diciembre de 2018. Las niñas, niños y adolescentes (NNA) en situación de movilidad humana son unos de los más vulnerables a la violación de sus derechos al estar expuestos a diversos peligros, en especial, cuando realizan el trayecto solos. En el Día Internacional del Migrante, Save the Children recuerda que es urgente activar mecanismos de protección nacionales y transnacionales para NNA en toda la región y pide colocar el Interés Superior de la Niñez por encima de su calidad migratoria.
 
En los procesos migratorios, la violencia se repite, sobre todo, cuando niñas, niños y adolescentes viajan solos. Pueden ser víctimas de explotación sexual, trata de personas y tráfico de órganos, entre otros. Aun cuando son expulsados y regresan a sus comunidades, son víctimas de humillaciones y discriminación porque vuelven a la situación anterior de pobreza y, de nuevo, surge la posibilidad de caer en manos del crimen organizado. Una coordinación efectiva de países expulsores, de tránsito y receptores para proteger la integridad de niñas y niños puede ser la clave para que, independientemente de su situación migratoria, estén protegidos contra riesgos”, asegura María Josefina Menéndez, Directora General de Save the Children México.
 
La migración tiene diversas causas estructurales relacionadas con la omisión y graves violaciones a derechos humanos. Para prevenir que niñas, niños, adolescentes y sus familias se vean forzados a migrar, es necesario implementar soluciones desde las comunidades de origen, atendiendo las problemáticas sociales y económicas y coordinándose efectivamente a nivel nacional y regional para lograr un desarrollo digno y sostenible. De esta forma, el derecho a migrar se convertiría en una opción.
 
Durante el tránsito de niñas y niños migrantes, es importante tomar en cuenta que los albergues a los que son trasladados carecen de espacios adecuados para recibirlos, en ocasiones son separados de sus familiares o no reciben el apoyo necesario en derechos humanos y protección. En este proceso, Save the Children exige la no separación de las familias y la no detención, ya que detenerlos por encontrarse en condición migratoria irregular supone una violación de sus derechos humanos fundamentales.
 
Otro aspecto que se debe tomar en consideración son las condiciones de las niñas y los niños cuando son repatriados. Además de regresarlos a las condiciones de las que salieron huyendo, no tienen garantía de que de que se les dará la protección especial que requieren y de que sus derechos serán restituidos.
 
Save the Children trabaja desde junio de 2016 en comunidades de origen. A través del Fondo Conjunto México-Alemania, implementa el proyecto “Prevención de la Migración Forzada de Niñas, Niños y Adolescentes no Acompañados en Comunidades de Origen del Triángulo Norte de Centroamérica”, con la perspectiva de incrementar la protección a la niñez, desarrollando un trabajo individual con NNA, sus familias y docentes, así como con la comunidad. Con este trabajo, se pretende promover una nueva dinámica comunitaria basada en relaciones más armónicas, inclusi­vas y de participación activa de NNA como titulares de derechos.
 
Hay muchos factores que detonan el fenómeno de la caravana migrante y conllevan que madres solteras, padres, niños y adolescentes comiencen ese camino migratorio. Este fenómeno es provocado por situaciones que son muy difíciles en el país. Los niños y los jóvenes carecen de muchas oportunidades. Nadie que esté muy bien y que tenga una situación de confort en su país va a atravesar un camino tan difícil como este proceso de migración. Al final se vuelve una migración forzada”, explica Tamara Medina, técnica de campo, de Honduras.
 
Atención en la Caravana Migrante
 
Los procesos migratorios son frecuentes en México. Por ello, Save the Children cuenta desde hace diez años con un equipo basado en Tapachula, Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala. Esto permitió que, desde la llegada de la Caravana Migrante a México, un equipo de la organización se desplazara a la frontera con el río Suchiate para detectar las necesidades de las niñas, niños y adolescentes y apoyar en su atención. Este equipo formó parte del grupo de respuesta inicial y realizó tareas de observación, con especial énfasis en la infancia.
 
El estado de salud y nutricional de quienes recorrieron la ruta caminando desde Honduras fue una de las mayores preocupaciones iniciales de la organización, que también monitoreó la presencia de niñas y niños durmiendo en las calles debido a las dificultades para acceder a los albergues y ante el miedo de ser detenidos en su interior.
 
La acción de Save the Children se ha centrado desde el principio en habilitar Espacios Amigables para la Infancia donde tanto los niños como sus familias reciben apoyo psicosocial. Además, ha entregado kits de higiene, ha reforzado las acciones de sensibilización en torno a la protección de la niñez y adolescencia y ha desarrollado campañas informativas con recomendaciones sobre protección infantil y derechos humanos, derechos de la niñez en movilidad humana y promoción del agua, higiene y saneamiento.
 
Cada año, cerca de 7,000 niñas y niños no acompañados son repatriados a México y otros tantos intentan llegar a Estados Unidos huyendo de la violencia y la pobreza, buscando mejorar sus condiciones de vida o con el deseo de reunirse con sus familiares.  Save the Children reclama que, en todos los casos, se garantice la protección de todas las personas en situación de movilidad humana, en especial de NNA.
 
Es necesario que el Estado mexicano asuma sus obligaciones internacionales contraídas desde la ratificación de la Convención de Ginebra, específicamente, con el derecho a la protección y a buscar, solicitar y recibir asilo, contemplados en los artículos 4, 19 y 22, del instrumento internacional. Asimismo, Save the Children solicita:

  • Crear un Sistema Transnacional de Protección la Niñas, Niños y Adolescentes en situación de movilidad humana.

  • No condicionar la ayuda humanitaria a la situación migratoria.

  • Garantizar protección especial a NNA, tal como establece el capítulo 19° de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

  • Dar prioridad siempre al Interés Superior de la Niñez. 

  • No detener a NNA ni separarles de sus familias.

  • Garantizar la protección a los derechos de NNA mediante una coordinación efectiva entre el Sistema Integral de Protección (SIPPINA) federal y de los estados por los que pasen las personas migrantes, así como con las Procuradurías de Protección en los mismos niveles de gobierno.

 
Acerca de Save the Children:
Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.
 
Contacto de prensa: Azucena García – [email protected] - Cel. 55 8032 3458