DÍA INTERNACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE RIESGOS DE DESASTRES

lunes 14 octubre 2019

En el Día Internacional para la Reducción de Riesgos de Desastres, 
Save the Children pide mejorar los planes de prevención de riesgos en las escuelas

 
Ciudad de México, 13 de octubre de 2019. Hoy se conmemora el Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres[1], establecido así por la Asamblea General de la Organización de las  Naciones Unidas con el propósito de concientizar a los gobiernos y personas para que tomen medidas e incluyan actividades para la prevención y mitigación de riesgos.

“Cuando ocurre un desastre, las niñas, niños y adolescentes son más vulnerables a diferentes tipos de violencia. De igual manera, sus derechos al acceso a la educación y la salud se ven amenazados, especialmente para aquellos que viven en los hogares con más carencias, ya que sus mecanismos de protección en el hogar y comunidad o los provistos por el Estado, se ven debilitados”, señaló Fátima Andraca, coordinadora de Programas y Respuesta Humanitaria de Save the Children en México. 
 
En el Día Internacional para la Reducción de Riesgos de Desastres, Save the Children recuerda la importancia de llevar a cabo acciones que garanticen la protección y el cumplimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes frente a este tipo de situaciones. De igual manera, la organización hace especial énfasis en los procesos de reducción de riesgos en los espacios educativos, con el objetivo de que sean espacios seguros, que promuevan y contribuyan con la resiliencia de toda la comunidad, especialmente la de niñas y niños.

Con relación a las escuelas, durante el 2016 el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación[2] recopiló información sobre los recursos con los que cuentan los centros educativos públicos y privados para enfrentar una emergencia. Los datos son preocupantes: la quinta parte de las escuelas no cuenta con ningún tipo de recurso para afrontar emergencias. En menos del 30%, hay recursos como extintores, alarmas sonoras, señalamientos y planes de protección civil y solo 2 de cada 3 docentes y estudiantes conocían las rutas de evacuación y las áreas de seguridad de su centro escolar, información que en caso de una emergencia pueden ser determinante para salvaguardar su integridad física.

“Hasta ahora, la falta de medidas de seguridad, así como de prevención y reducción de riesgos en el sector educativo ha resultado en graves afectaciones, no solo al derecho al acceso a la educación de niñas y niños, sino también en importantes pérdidas materiales y humanas. Por eso es preciso que la comunidad educativa esté preparada sobre las acciones puntuales a realizar antes y después de cualquier contingencia.”, indicó Fátima Andraca.

Esta falta de condiciones para la reducción de riesgos de desastres se evidenció después de los sismos de 2017, al registrarse 19,198 centros educativos afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre. Según datos del Senado de la República[3], para noviembre de 2017, al menos 4,677 escuelas de la Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala habían perdido 30 días de clases. En lo que respecta a Chiapas y Oaxaca, los días perdidos en 2,810 planteles llegaron a 40 días hábiles. 

Desde el 2014, Save the Children trabaja impulsando programas para la Reducción de Riesgos de Desastres en espacios escolares a través de la capacitación de docentes y autoridades educativas, con el objetivo de generar estrategias para la prevención de riesgos ante emergencias y reducir el impacto de fenómenos como los terremotos, huracanes e inundaciones, además de violencia y crimen organizado, que son amenazas constantes para la niñez en los entornos escolares del país. 

En este marco, Save the Children hace un llamado al gobierno mexicano, a la comunidad escolar y a la sociedad a fortalecer políticas de reducción de riesgos de desastres, garantizando centros educativos seguros, y considerando a las niñas, niños y adolescentes como actores centrales en la implementación de la gestión de riesgos. Específicamente enfatiza en: 
 
  1. Garantizar que todos los centros educativos del país sean seguros. Para lograrlo, es necesario contar con una infraestructura resistente; con accesos adecuados para todas las capacidades; con servicios de agua y saneamiento funcionales; y con sistemas de supervisiones continuas que garanticen un mantenimiento óptimo de todas las instalaciones.
  2. Fortalecer los planes de reducción de riesgos en las escuelas. Las autoridades educativas en los tres niveles de gobierno tienen la responsabilidad de robustecer los programas de reducción de riesgos de desastres en los espacios escolares, integrando la participación de la comunidad escolar para fomentar una cultura de prevención. Se requiere gestionar el establecimiento de comités de reducción de riesgos, tanto a nivel gubernamental como civil; políticas específicas sujetas a evaluación; planes claros de contingencia; la vinculación de personal educativo con personal de gestión de desastres a nivel nacional; y la realización de simulacros periódicos de las escuelas y la comunidad. 
  3. Incluir la educación de reducción de riesgos de desastres y la resiliencia en la currícula de la Secretaría de Educación Pública. Es fundamental que toda la comunidad escolar esté preparada sobre las acciones puntuales a realizar antes y después de cualquier eventualidad, para así mitigar daños y lograr una pronta recuperación. 
 
Este año Save the Children fue distinguida con el Premio Nacional de Protección Civil, gracias a su programa de apoyo humanitario implementado tras los sismos de 2017. El programa consistió en aliviar el impacto de los terremotos y ser un apoyo en los procesos de recuperación de las comunidades. Save the Children apoyó a 109,184 niñas, niños y adolescentes, así como a 121,631 adultos afectados por estos sismos.

Para conocer más sobre las acciones de Reducción de Riesgos de Desastres y atención en emergencias de Save the Children visita: https://apoyo.savethechildren.mx/emergencias-humanitarias
 
Captura-de-Pantalla-2019-10-14-a-la(s)-15-43-03.png

Acerca de:
Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

Para mayor información contactar a:
Yazmin García - Oficial de Comunicación y relaciones con los medios
[email protected]  Tel (+52) 55543498 ext. 1674
 
[1] Par Save the Children México, la Reducción de Riesgos de Desastres es un proceso a partir del análisis de nuestro contexto para poder planear, decidir e implementar acciones que reduzcan las vulnerabilidades y aumenten la capacidad de respuesta ante diferentes amenazas naturales como los terremotos, huracanes, enfermedades, etc., y sociales como la violencia, crimen organizado, falta de mantenimiento a edificios y cualquier tipo de omisión de cuidados o medidas de seguridad). 
[2] Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, La Educación Obligatoria en México, Informe 2016, en https://bit.ly/2IEN9jN
[3] Senado de la República, El sistema escolar ante los sismos de septiembre de 2017, en https://bit.ly/2B0lEx8