Emergencia sanitaria, social y económica de carácter mundial

lunes 23 marzo 2020

Save the Children hace un llamado urgente al Estado mexicano para proteger la salud y garantizar los derechos de niñas y niños ante la contingencia sanitaria por el COVID-19

CDMX, 23 de marzo de 2020-. Hoy nos enfrentamos a una emergencia sanitaria, social y económica de carácter mundial ante la pandemia del coronavirus COVID-19, en la que niñas y niños, y sus familias o cuidadores, están expuestos a múltiples riesgos. Si bien, las medidas implementadas para controlar la propagación son necesarias, es importante que el Estado mexicano implemente una estregia multisectorial para garantizar el derecho a la salud, desarrollo, educación, cuidado y protección contra la violencia para niñas, niños y adolescentes. 

En México, más de 5 millones de niñas y niños no tiene acceso a servicios de salud[1]; más de 9 millones carecen de servicios básicos en sus viviendas[2]; y se estima que al menos 10 millones no tienen acceso a una alimentación suficiente, cifras que podrían agravarse ante la inminente disminución del ingreso económico de las familias más vulnerables.  

Por otro lado, el impacto del cierre de escuelas, además de afectar a la educación, trae consigo múltiples riesgos para la niñez, puesto que 6 de cada 10 niñas y niños son criados con métodos violentos que incluyen castigo físico y agresión psicológica. Además, para muchas niñas y adolescentes su propio hogar es el principal espacio de riesgo, ya que más del 80% de las mujeres de 15 años y más sufrieron abuso sexual durante su infancia, la mayoría por parte de un familiar.

Esto también significa que niñas y niños tendrán nuevos roles que pueden obstaculizar sus derechos al aprendizaje, al juego, al descanso, entre los que destacan asumir la responsabilidad de cuidar a sus familiares enfermos, encargarse de las tareas del hogar o trabajar en el comercio informal. Asimismo, en un contexto como este, se exacerban las desigualdades de género ya preexistentes, por ejemplo, las mujeres y las niñas suelen tener mayores cargas en tareas del hogar y de cuidado de otros familiares cuando están enfermos o incluso si están sanos.

Es así que la posible mayor exposición a estas violencias, conjugado con la alteración de la rutina diaria que contempla espacios de aprendizaje y juego, pueden tener serios impactos en la salud física y mental de niñas y niños. Por estas razones, es necesario identificar los peligros, y establecer medidas multisectoriales durante y después de la contingencia sanitaria, que ayuden a evitarlos y/o mitigarlos.

Las niñas y niños que viven en situaciones de marginación y exclusión estarán más expuestos a vivir las afectaciones anteriormente descritas, por lo que resulta necesario redoblar esfuerzos para no permitir que la pandemia agrave aún más las condiciones de desigualdad en las que viven.

Asimismo, las precarias condiciones de higiene y salubridad en la que se encuentran muchas niñas, niños y adolescentes en contextos migratorios o de desplazamiento, en centros de asistencia social, centros de justicia juvenil y otros centros de detención, les expone a un mayor riesgo de sufrir afectaciones a su salud derivados del COVID 19.

En este sentido, Save the Children exhorta al Gobierno de México a establecer e implementar de forma inmediata una estrategia multisectorial para garantizar los derechos de las niñas, niños y sus familias ante las implicaciones del COVID-19, que incorpore, entre otras, las siguientes recomendaciones derivadas de sus obligaciones constitucionales:

  • El sistema de salud debe asegurar que todas las personas, incluyendo niñas y niños, independientemente de su derecho-habiencia, accedan a identificación oportuna y tratamientos de calidad que permitan su recuperación y supervivencia en caso de enfermarse por COVID-19.
  • El sistema de salud debe garantizar la continuidad y ampliación de intervenciones de salud preventivas como la vacunación rutinaria, que es fundamental para fortalecer el sistema inmunológico de las niñas y niños, y evitar brotes de otras infecciones. También garantizar continuidad en la atención a niñas y niños que por otras enfermedades tienen que recibir tratamientos que son críticos para su supervivencia.  
  • Establecer medidas que aseguren el abastecimiento de agua a toda la población, y en particular a las comunidades más vulnerables.
  • Ampliar la asistencia social y movilizar ayuda humanitaria para garantizar el abastecimiento de alimentos nutritivos a las familias en las comunidades más vulnerables del país, priorizando por las que tienen niñas, niños, mujeres embarazadas y adultos mayores. 
  • Ampliar de forma inmediata los programas de transferencias económicas, para que beneficien a familias que trabajan en el sector informal, o que están en riesgo de pérdida temporal de ingreso económico, priorizando por las que están integradas por niñas y niños. 
  • Ante el riesgo de recesión global, evaluar alternativas de política pública para garantizar la protección social a largo plazo, por ejemplo, pilotaje de un ingreso básico universal que comience con las familias más vulnerables, priorizando las que tienen niñas y niños.
  • Tanto sector público como privado deben establecer condiciones laborales flexibles, para que las y los trabajadores, principalmente quienes tienen hijos e hijas, puedan realizar la Jornada Nacional de Sana Distancia y cuidar a sus hijas e hijos, sin que eso implique ningun riesgo de pérdida de sus empleos.
  • Difundir herramientas que permitan a madres, padres y otros cuidadores llevar una crianza con ternura hacia sus hijas e hijos. También se requiere establecer y difundir ampliamente una estrategia de acompañamiento y orientación para atender la salud mental de padres, madres y cuidadores, así como de niñas y niños.  
  • Contar con una estrategia clara de identificación de situaciones de violencia intrafamiliar, denuncia, y canalización de casos, para asegurar que niñas, niños, mujeres, y adultos mayores expuestos a violencia, reciban atención y protección en unidades especializadas.  
  • Garantizar acceso a la educación a través de Programas de Aprendizaje a Distancia. Estos programas deben ser accesibles mediante internet, pero también en otros medios, como la radio y la televisión. También deben ser incluyentes considerando la diversidad de niños y niñas, por ejemplo, quienes tienen alguna discapacidad o hablan alguna lengua indígena. 
  • En el eventual regreso a clases, es clave ampliar programas como la Estrategia Integral de Asistencia Social Alimentaria. 
  • Docentes y cuidadores tienen un rol vital para ayudar a contener a niños y niñas en su regreso a clases. La atención a la salud mental de ellos y ellas es importante, así como la capacitación específica para atender posibles trastornos emocionales que hayan sufrido o estén sufriendo las niñas y los niños ante este contexto. 
  • Para la población vulnerable detectada en los censos de Bienestar, aquella que acredite no contar con un trabajo o que trabaje en el sector informal, exentarles del pago de impuestos, pagos de hipotecas sin que esto genere intereses moratorios y pagos de servicios durante tres meses. Asimismo, será necesario, otorgar modalidades de pagos diferidos sin intereses después de la recuperación social derivada de la cuarentena. 

Además de hacer este llamado al gobierno mexicano para garantizar los derechos de la niñez ante la contingencia, Save the Children refuerza su compromiso con la protección integral de la niñez mediante el desarrollo de una serie de guias dirigidas a niñas, niños, madres, padres y cuidadores. Éstas contienen actividades que pueden relizar en sus hogares, así como medidas de cuidado y salud mental. La guías de Save the Children se publicarán a lo largo de la cuarentena a través de la página web y las redes sociales de la organización. Finalmente, Save the Children estará apoyando a niñas y niños en contextos migratorios otorgando kits de higiene para que tengan todos los elementos necesarios para prevenir contagios. 

Para conocer la propuesta integral de Save the Children da clic aquí

Captura-de-Pantalla-2020-03-23-a-la(s)-20-06-58.png
 1ONU-MUJERES, 2019
 2 ENDIREH, 2016

Acerca de:

Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

Contacto de prensa:

Yazmin García, Oficial de Comunicación y Relaciones con los Medios
[email protected] - Tel: (+52) 55 5554 3498