LLAMADO AL ESTADO MEXICANO A PROTEGER LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ MIGRANTE

martes 21 septiembre 2021

Ante situación de campamento migrante en el Puente Río Bravo, Save the Children llama nuevamente al gobierno de México a proteger a niñas, niños y adolescentes migrantes

 
Ciudad de México, 21 de septiembre de 2021.- En la frontera norte de México, en el Puente Internacional del Río Grande, específicamente en los límites de Ciudad Acuña, estado de Coahuila, alrededor de 14,000 personas migrantes esperan pasar a Estados Unidos. El campamento instalado bajo este puente no tiene las condiciones básicas para que niñas y niños estén seguros, haciéndoles más proclives a enfermarse o a convertirse en víctimas del crimen organizado.

Este es el tercer pronunciamiento público que hace Save the Children
[1][2], llamando nuevamente al Estado mexicano a que cumpla con los compromisos internacionales en materia de asistencia humanitaria, protección de los derechos de la niñez y el acceso a la protección internacional por parte de las personas refugiadas o solicitantes de esta condición en México.

“Mientras no se garanticen los derechos de niñas y niños migrantes, continuaremos denunciando su situación. Son precisamente las niñas, niños y adolescentes quienes se encuentran entre los más afectados cuando el Estado mexicano reprime con violencia a las caravanas migrantes o no presta la asistencia humanitaria que esta población requiere y que es su derecho”, comentó José Lugo, Coordinador de Incidencia Política de Protección a la Niñez de Save the Children en México.

Durante el pasado mes de agosto, el Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional han hecho uso excesivo de la fuerza y la violencia para contener y frenar a las caravanas migrantes, conformadas mayoritariamente por familias haitianas, en su paso por el estado de Chiapas. Esta violencia ha tenido consecuencias devastadoras para niñas, niños y adolescentes, quienes han resultado físicamente lastimados y han sido expuestos a situaciones que pudieran afectar permanentemente su estado y desarrollo emocional.  Además, el accionar de los cuerpos de seguridad en México ha aumentado el riesgo de separación familiar, al privar de la libertad a mujeres y niñas o llevarse por separado a los hombres.

La situación que se vive actualmente en el Puente Internacional del Río Grande, con alrededor de 14,000 personas en su mayoría provenientes de Haití, representa una emergencia humanitaria por las condiciones de insalubridad, desnutrición y exposición al crimen organizado
[3].
 
“La situación es crítica en Río Grande, estamos muy preocupados por el bienestar de la niñez en aquella entidad. Los cambios en las políticas del gobierno norteamericano provocan que madres y padres prefieran que sus hijos ingresen solos a Estados Unidos, antes de que sean deportados a las ciudades de las que huyeron; para lograrlo las familias se endeudan y se ponen en riesgo al estar expuestos a redes del crimen organizado dedicadas al tráfico de personas. Este contexto provoca separaciones familiares forzadas, porque definitivamente no tienen alternativas. Por ello es fundamental conocer cómo avanzan las políticas migratorias en Estados Unidos ya que cualquier decisión tendrá impacto en la situación migratoria en México”, comentó José Lugo.

Asimismo, preocupa que el gobierno de México continúe sin atender la emergencia humanitaria en su territorio, rechazando nuevamente a miles de familias haitianas en México que están siendo retornadas a Haití, país cuya crisis se profundizó aún más luego del terremoto ocurrido el pasado mes de agosto.
[4]

El Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrad, ha señalado que México está dispuesto a permitir que las personas haitianas permanezcan en el país, siempre y cuando cumplan con las leyes mexicanas.[5] Sin embargo, son las instituciones mexicanas las que han actuado al margen de la ley.

La falta de capacidad y diligencia de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), los Sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia y las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, así como el actuar con violencia y represión por parte del Instituto Nacional de Migración y de la Guardia Nacional, han hecho que la crisis humanitaria que se vive en el estado de Chiapas, se expanda a otras regiones del país, como ahora sucede con las familias haitianas que se encuentran en la frontera con Estados Unidos.

“Es necesario y urgente que se asignen recursos para crear y habilitar Centros de Asistencia Social, a cargo de los Sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia, que brinden alojamiento digno, así como alimentación y entornos seguros a las niñas, niños, adolescentes y sus familias que actualmente se encuentran en campamentos como el del puente del Río Grande”, comentó Lugo.

Adicionalmente, Save the Children hace un llamado con carácter de urgencia a todos los niveles del gobierno para que: 

  • Se haga cumplir con la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la que se reconocen los derechos humanos para todas las personas que se encuentren en el territorio mexicano, sin importar su nacionalidad o condición social.
  • Se asuma y se cumpla con la legislación nacional recientemente reformada en materia de migratoria y de protección a personas refugiadas, en la que se establecen los mecanismos de protección temporal para las niñas, niños, adolescentes y sus familias que han sido desplazadas forzosamente de sus países de origen.
  • Las instituciones, dependencias, organismos autónomos y organizaciones que forman parte del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, cumplan con su objetivo, ordenado en la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.


Acerca de Save the Children
Save the Children cuenta con un modelo de atención y prevención a la migración forzada de niñas, niños y adolescentes. En México apoya a la niñez migrante a través de soporte psico-social, educación en emergencias, canalización de casos, campañas de higiene, apoyo a la salud, nutrición y reducción de riesgos de desastres en 20 albergues en Baja California, Chiapas, Chihuahua y Oaxaca. De igual forma trabaja en comunidades expulsoras para prevenir la migración forzada en el Triángulo Norte de Centroamérica.

Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas. En 2020, Save the Children en México apoyó de manera directa a 302,062 niñas, niños y adolescentes. 

Visita www.savethechildren.mx y nuestras redes sociales:
Facebook: @SavetheChildrenMexico
Twitter: @SaveChildrenMx
Instagram: @ savethechildren_mx