Carolyn Miles, CEO de Save the Children en Estados Unidos

martes 19 junio 2018

"Tenemos una obligación moral de mantener unidas a las familias"

Fairfield (Connecticut), 19 de junio de 2018. En respuesta a los continuos informes de niñas y niños separados de sus familias en la frontera entre México y Estados Unidos, Carolyn Miles, Presidenta y Directora ejecutiva de Save the Children en Estados Unidos, emitió hoy la siguiente declaración:

En Save the Children continuamos profundamente preocupados por el trato y el bienestar de las niñas y niños provenientes de México y otros países centroamericanos que se encuentran bajo la custodia del Gobierno de Estados Unidos después de cruzar la frontera. 

Separar a una niña o un niño de su familia innecesariamente es inhumano, traumático e inaceptable. Este acto cruel puede causar graves consecuencias sociales y emocionales negativas para las niñas, los niños y sus familias durante días, meses y años. Nuestro trabajo a nivel mundial demuestra que las niñas y niños que viven en instituciones lejos de sus familias son altamente vulnerables al abuso emocional, físico y psicológico, lo que puede ocasionar problemas a largo plazo en su desarrollo, lesiones y traumas.

Estados Unidos ha sido siempre un faro de esperanza, dando la bienvenida a gente de todo el mundo durante casi 250 años. Nuestro país debe continuar siendo un refugio seguro para las niñas, los niños y sus familias. Tenemos la obligación moral de mantener unidas a las familias. También tenemos la obligación legal de garantizar que la niñez esté protegida y se respete su derecho a un proceso adecuado.

Durante casi 100 años, en Save the Children hemos puesto los derechos de cada niña y niño en el centro de nuestra misión. Como tal, Save the Children y la Red de Acción Save the Children apoyan firmemente la propuesta de ley de la senadora de Estados Unidos Dianne Feinstein, denominado ‘Keep Families Together’
(S. 3036), que evitaría la separación innecesaria de niñas y niños de sus padres. Esta ley incluiría la capacitación de personal especializado en la atención de traumas y desarrollo infantil, fundamental para garantizar que estas niñas y niños reciban la atención que necesitan, especialmente, si se encuentran en una situación peligrosa y que ponga en peligro su vida.

Alentamos a los miembros del Congreso a apoyar la inclusión de la ley ‘Keep Families Together’ en cualquier legislación que se vote en la Cámara de Representantes o el Senado sobre este tema. En las últimas 72 horas, nuestros aliados y socios han enviado al Congreso más de 38,250 mensajes que subrayan nuestra creencia compartida e implacable de que las familias deben estar unidas.

Hemos escuchado el llanto de estas niñas y niños desde la frontera; debemos alzar nuestra voz y defenderlos porque enfrentan situaciones impensables para la niñez. Save the Children continúa monitoreando la situación para defender los derechos de las niñas y los niños más vulnerables.