Día mundial contra la trata de personas

jueves 30 julio 2020

En el Día Mundial contra la Trata de Personas

 

Hacemos un llamado a los Estados de América Latina y El Caribe a reforzar las acciones de prevención y combate a la trata de niñas, niños y adolescentes migrantes y refugiados

30 de julio de 2020.- En el Día Mundial contra la Trata de Personas, las organizaciones firmantes hacemos un llamado a los Estados de América Latina y El Caribe a fortalecer los mecanismos de prevención, atención a las víctimas, investigación y sanción de este delito, que afecta principalmente a niñas, adolescentes y mujeres.

Se reconoce que existen avances legislativos en la región que han permitido identificar y sancionar a las personas relacionadas con el delito de la Trata de Personas en sus distintas modalidades. Sin embargo, en las medidas de prevención y combate no se han logrado los resultados esperados, por el contrario, las Américas representa la región del mundo con el mayor nivel de incidencia delictiva en Trata de Personas, con un incremento permanente durante los últimos años, de acuerdo con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)1.

En este sentido, el Reporte Global sobre Tráfico de Personas 2018 de UNODC señala que el mayor número de víctimas de Trata de Personas se da en la subregión de México, América Central y El Caribe, con una tasa de 1.6 casos por cada 100 mil habitantes, afectando primordialmente a niñas (55%) y mujeres (25%), seguidas de niños (11%) y hombres (9%), siendo la explotación sexual, la principal actividad (87%).

En el caso de América del Sur, la explotación afecta sobre todo a mujeres (51%) y niñas (31%), seguidas de los hombres (12%) y los niños (6%). En esta subregión, el 58% de las víctimas son explotadas sexualmente.

Es importante destacar que las víctimas identificadas en América Latina y el Caribe pertenecen a la misma región. El 75% de las víctimas identificadas en México, América Central y el Caribe provienen de estos mismos países, mientras que el resto proviene de América del Sur o Norte. En el caso de América del Sur, el 93% de las victimas pertenecen a esta misma subregión.

El delito de la Trata de Personas está íntimamente relacionado con el fenómeno migratorio, potencializado en América Latina a partir de la crisis política de Venezuela y Nicaragua, y la violencia y el crimen organizado en América Central y México. Asimismo, en lo respecta a El Caribe, existen víctimas de este delito provenientes de Haití y República Dominicana.

Los aspectos que influyen para que niñas, niños y mujeres en la región se encuentren en mayor riesgo de ser víctimas de este delito son la combinación de la pobreza, la inequidad, la desigualdad de género, la baja tasa de matriculación escolar, la falta de registro de nacimiento, los desastres humanitarios, así como los conflictos armados.2 

En el contexto del COVID-19, las medidas de contención para evitar el contagio y la propagación del coronavirus, han provocado el cierre de fronteras y la suspensión de procedimientos legales, así como la disminución de recursos económicos, materiales y humanos para prevenir y atender a las víctimas de este delito,3 todo estos elementos dejan aún más vulnerables a las niñas, niños y mujeres a ser captadas por las organizaciones criminales.

En virtud de lo anterior, las organizaciones firmantes advertimos que los derechos de niñas, niños, adolescentes y mujeres migrantes y refugiadas se encuentran en riesgo, por lo que hacemos un llamado a los Estados de la región a:

  1. Fortalecer los marcos legales y los procedimientos de investigación, búsqueda y sanción nacionales y regionales, para localizar y proteger de manera inmediata a posibles víctimas de Trata de Personas mediante la cooperación internacional;
  2. Asignar recursos económicos, materiales, humanos y de capacidad técnica suficientes y progresivos, en las actividades de protección, prevención e investigación de los delitos de Trata de Personas, y apoyar a las organizaciones de la sociedad civil que colaboran en este esfuerzo.
  3. Definir acciones programáticas concretas nacionales y regionales que permitan atender las causas de la Trata de Personas, mejorando las condiciones en las que se desarrollan niñas, niños y adolescentes para evitar que sean víctimas de este delito. Los esfuerzos deberán tener enfoque de derechos y género.
  4. Fortalecer los Consejos o instancias nacionales para la detección, atención, protección y restitución de las víctimas directas o indirectas de la Trata de Personas;
  5. Adoptar medidas especiales de protección con enfoque basado en género que permita garantizar la seguridad y el acceso a derechos de las niñas y las adolescentes frente a una problemática que las vulnera y afecta de forma diferenciada;
  6. Desarrollar programas de recuperación e integración de las víctimas sobrevivientes de la Trata de Personas, asegurando su atención médica y psicológica especializada y continua, independientemente si permanece en el lugar de rescate o desea volver a su lugar de origen, y
  7. Mantener actualizadas y públicas las bases de datos con el propósito de generar estadísticas para la elaboración de diagnósticos y políticas públicas vinculadas con la temática y generar investigación sobre otras modalidades de la Trata de Personas menos visibilizadas.

Reiteramos nuestro compromiso como sociedad civil para apoyar los esfuerzos de los Estados en el combate al delito de Trata de Personas y solicitamos que se fortalezcan las capacidades institucionales para la prevenir este delito, sobre todo, en niñas, niños y mujeres.

Organizaciones socias del Programa de Apoyo a la Sociedad Civil de Save the Children en América Latina y el Caribe

 

ongs.jpg

 

1 UNODC (2018), Global Report on Trafficking in Persons. Disponible en:  https://www.unodc.org/documents/data-and-analysis/glotip/2018/GLOTiP_2018_BOOK_web_small.pdf
2. UNICEF (2005), Manual para Parlamentarios Contra la Trata de Niños, Niñas y Adolescentes. Disponible en: https://www.unicef.org/spanish/publications/files/Contra_la_trata_de_ninos_ninas__adolescents.pdf
3.  UNODC (6 mayo 2020), COVID-19: la UNODC advierte sobre el aumento de los riesgos para las víctimas de trata de personas. Disponible en: https://www.unodc.org/mexicoandcentralamerica/es/webstories/2020_05_AumentoRiegos_Trata_COVID19.html